miércoles, 17 de enero de 2018

SPANISH BIZARRO: LAS AVENTURAS DE ENRIQUE Y ANA

Con el exitazo nacional e internacional del dúo musical Enrique y Ana llegó la película para su total lucimiento. Y oye, contaba con unos medios bastante dignos que más de uno quisiera hoy en día para rodar su película. A todo esto, ojito con la diferencia de edad de los protagonistas. ¿Podríamos ver hoy en día una cosa así? Lo dudo mucho. 


Enrique y Ana son hermanos y están en el mismo colegio, ella es alumna y él profesor de gimnasia. Enrique es expulsado del colegio y Ana se escapa con él. Allí empieza toda la movida. Aparecen los Coconuts, un grupo musical de cinco niños pintorescos que parecen haber esnifado pegamento en grandes cantidades y se acoplan con los protas. El malvado barón Von Nekrus deja claro que es el villano principal chillando todo el rato y llamando “imbéciles” a sus secuaces ( que además parecen familiares de Greedo, el cazarecompensas de Star Wars ). El profesor Osborne hace gala de su ternura cada dos por tres, pues es el abuelo de Enrique y Ana. Y todo ello aderezado de auténticos hits como “Abuelito”, “Super Disco Chino”, “La Gallina Co-Co-Ua”, “Coconut”, “Baile Olímpico” o la guinda del pastel, la insuperable “Caca-Culo-Pedo-Pis” de Los Punkitos. 


Estamos ante un auténtico esperpento que, no obstante, goza del cariño de los que peinamos canas. La nostalgia hace mucho y el colorido del film también. 

Agustín González está totalmente desatado como Von Nekrus, José Lifante como aventurero que bebe los vientos por Amparo Soler Leal está gracioso, pero sin duda el momentazo del film es cuando cantan en el festival Los Punkitos, Pepa Pipa y Enrique y Ana con los Coconuts. Te retrotrae inevitablemente a esos momentos bochornosos de festival de música escolar.


La inseparable máquina del abuelo, además de dar vergüenza ajena, es odiosa y muy molesta. Más pesada que C3PO en su dia más verborreico. Y prestad mucha atención al Albert Rivera homosexualizado en forma de “hombre de oro”, una auténtica máquina de matar.

Cabe resaltar que uno de los miembros de los Coconuts es el director y actor Achero Mañas cuando era un renacuajo y también que Yvonne Blake, actual presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, es la encargada del vestuario de este film ( con muchas influencias de Flash Gordon, todo sea dicho )


Nos encontramos ante una oda al buenrollismo flower power, canciones pegadizas, interpretaciones absurdas y malos de cartón piedra. Son ingredientes más que suficientes para pasar un buen rato y amar los 80 made in Spain y pasar un poquito de modas yankis rollo Stranger Things.





Aureli Del Pozo 

martes, 9 de enero de 2018

PELIS CORTICAS: Mirindas Asesinas

Qué tal Dominguers,

Si en la última entrada os hablaba de algo muy moderno y actual, hoy os traigo algo muy viejuno, pero igual de bueno. 

Mirindas Asesinas de Alex de la Iglesia y Jorge Guerricaechevarría se escribió y rodó en un fin de semana y llegó a varios festivales a inicios de los años 90. Y lo cambió todo. 


En una época donde los grandes medios decidían que veías y qué oías las 24 horas del día, la cultura underground (videoclubs, fanzines, cómics) estaban a la orden del día, y aportaban a los jóvenes lo que otros medios de entretenimiento no les ofrecían. Entonces llegó Alex y demostró que el cine español podía estar a la altura. 

El cortometraje, además del abrumador éxito que tuvo, fue la catapulta que necesitó Alex para poder hacer su primer largometraje; Acción Mutante, y también fue la causa de que la marca España añadiera a su videoteca grandes obras que no existirían sin éste impulso de humor negro, violencia y desenfado. Grandes directores como Balagueró afirman haber alucinado con éste cortometraje así como con las primeras películas de Alex, y gracias a ello haber llegado a hacer las obras que se han hecho. 


Un buen bofetón a la cara de la industria, de los medios y del público general. 

Si he conseguido que os pique la curiosidad, os dejo un enlace a mi blog, donde tengo escrita una entrada donde profundizo más en el corto y donde disponéis de un enlace para verlo (está en Youtube, coño).



domingo, 7 de enero de 2018

AMER

¡Muy buenas Dominguers!

Cada nuevo año comienza con un propósito y el mío aquí en CineDomingo, es el de siempre. Qué veáis cine de calidad y descubráis cosas nuevas. Y qué mejor forma de hacerlo que con una cinta de corte surrealista y experimental, algo que os ayude a trascender más allá del estándar de lo más argumental para llevaros al terreno de la estética, el simbolismo y el saber hacer.


Así que mi recomendación para hoy es AMER, el primer largometraje de los creadores del neowestern Laissez bronzer les cadavres! dónde literalmente sobran las palabras, ya que su desarrollo apenas contiene unas escasas líneas de diálogo. Haciendo así que podamos abrir nuestra mente a la luz, el color y el sonido, elementos clave y básicos del cine contemporáneo.


En ésta extraña e intensa experiencia, acompañaremos a una niña durante su proceso de madurez sexual. Un proceso un tanto confuso,complejo y lleno de sensaciones, dónde el sexo, la vida y la muerte la acompañarán hasta el final del film, el cuál cabalga elegantemente entre varias etapas que van desde el cine de terror un tanto experimental hasta el Giallo más psicodélico, siendo así un más que digno homenaje al género (o subgénero según otros) italiano.


Amer es algo que se puede o no explicar, debido a que carece de una estructura argumental al uso. Hay algo, hay un mensaje que el mismo espectador debe tejer e interpretar en base a su percepción y a las experiencias que pueda compartir con otras personas. En el DVD por ejemplo, viene el libreto con un desglose de cada uno de los actos de la película, cosa que recomiendo leer no antes, si no después de ver la película para así no sugestionar la experiencia.


Color, sonido, reflexiones sobre cosas tan naturales como la sexualidad y la muerte, son algunas cosas que nos ofrece ésta joya del cine europeo de 2009 que rinde culto a la vida y la muerte a través de un (como he comentado antes) más que digno homenaje al Giallo italiano.

Impresicindible e ideal para dar un paso más allá en nuestra aventura como espectadores de cine. ¿Empecemos el 2018 bien y con un título de calidad!


viernes, 5 de enero de 2018

Anime No Shiro: Sword Art Online Ordinal Scale

¡Konnichiwa Domingers!

¡Ojo que hoy traigo algo que me encanta! Y es que, hacía mucho tiempo que un Anime, tanto en serie como película, no me enganchaba tanto.


Y es que, Sword Art Online o como todos lo conocemos "SAO", es una muy buena historia donde mezclan videojuegos, amor y una magnífica historia fantasiosa.

Sword Art Online: Ordinal Scale está producida por A-1 Pictures y dirigida por Tomohiko Itō, presenta una historia original por Kawahara, diseño de personajes por Shingo Adachi y música por Yuki Kajiura. Pero siguiendo el hilo de la trama principal de la serie Sword Art Online.

La historia nos introduce en el año 2026 (2 años después del incidente de SAO) , fecha en que el Augma es lanzado al público como un sistema alternativo al AmuSphere, debido a su función de realidad aumentada en la que el jugador está consciente, a diferencia de la realidad virtual donde los jugadores son introducidos por inmersión completa mediante un avatar. El juego más notorio en esta AR con los combates es Ordinal Scale, en donde las habilidades de los jugadores están clasificadas con números ordinales en un ranking.


Nuestros protagonistas principales son Kirito y Asuna, como es lógico. Él, el mejor jugador y héroe salvador de SAO conocido como el caballero negro y ella, una gran jugadora y una de las víctimas de el accidente de ese videojuego. Durante el film vamos a ver como todo el mundo utiliza el nuevo producto, un uso masivo debido a la amplia utilidad que tiene, no solo para jugar si no también para todo tipo de actividades didácticas. 

Cómo he dicho, Ordinal Scale es la aplicación más popular entre los jugadores. 

Ademas, también veremos como nuevos eventos se agregan al panorama del juego introduciendo enemigos del mismo SAO. Los jugadores jugarán juntos para obtener puntos y avanzar en el ranking. 

Aquí aparece la trama. Asuna es más activa en este juego que Kirito, el cual no se siente agusto en tener que jugar con su propio cuerpo. Aquí conoceremos a Eiji, el jugador número dos en el ranking de Ordinal Scale y el más habilidoso de todos los jugadores, el cual tiene una extraña conexión con Yuna, una nueva vocaloid que aparece durante las batallas de Ordinal Scale y muy famosa entre la población.


Todo esto se tuerce cuando durante las batallas, los supervivientes de SAO son eliminados del juego y empiezan a perder la memoria de todo lo vivido en aquel accidente sin saber el por qué. Así que Kirito se pondrá las pilas y buscará la solución a esos problemas, ya que Asuna, también acaba en ese estado de pérdida de sus recuerdos. 

Pero, ¿Quien es Eiji realmente? ¿Que trama realmente? ¿Que pinta Yuna en todo esto? Y lo más importante, ¿Por que pierden sus recuerdos los jugadores supervivientes al caer en el juego?

Bueno, si queréis más SAO, más Kirito, Asuna y todos sus amigos, no os perdáis está película en la que no falta acción, videojuegos, amor y rabia.

¡Arigato! ¡Hasta la próxima!


martes, 2 de enero de 2018

SPANISH BIZARRO: SUPERSONIC MAN

No podía faltar en esta sección el Superman español, un clásico de la serie Z engendrado para aprovechar descaradamente el tirón que tuvo la peli de Richard Donner. Y con un maestro del género como Juan Piquer Simón al mando (el mismo que años después dirigiría las notables Mil gritos tiene la noche y Slugs, muerte viscosa) pues está claro que la cosa promete.


En ésta maravilla trash, un extraterrestre es enviado a nuestro planeta para protegernos y salvar a alguna que otra doncella, siendo sus némesis un villano poseedor de una amplia guarida y un robot-cafetera cutre que se presupone más temible que cualquier Terminator pero que, en la práctica, da más vergüenza ajena que un capítulo de Las Campos. Además, nuestro héroe Supersonic Man cuenta con el poder de las galaxias ( debe ser pariente de “el guardián de las estrellas”, el colgao aquél que decía aquello de “el rey es mi padre” ), al que accede cómodamente por medio de su reloj Casio de pulsera, incluso debajo del agua. Su uniforme infunde un respeto atroz con el predominio del rojo y el azul y una máscara cegadora llena de purpurina. Entre sus súper habilidades se incluyen el vuelo, una fuerza sobrehumana y la memorable capacidad de hacer desaparecer objetos o de transformarlos en comida (como la mítica escena en que transforma una pistola en un plátano).

Mención especial para la espectacular musiquilla discotequera machacona que acompaña a Supersonic Man cada vez que realiza su transformación. El anticlímax en estado puro, horterismo pasado de vueltas y cachondeo garantizado.


Difícilmente puede tomarse en serio este descomunal despropósito que navega entre la parodia del cine de superhéroes y los chistes sin puta gracia (cada aparición del personaje del borracho con el perro salchicha garantiza un intento de gag fallido). Las carcajadas provienen más bien de las situaciones hilarantes que se contemplan en el film y la fotografía es digna de porno setentero. Por supuesto, ninguna de las interpretaciones se salva de la quema.


Merece la pena resaltar la escena en que nuestro responsable superhéroe utiliza sus poderes para robar una botella de champán a un chef en su propio restaurante con la única finalidad de mojar el churro. Simplemente, brillante.


Estamos ante un producto infame pero también entrañable. Un pastiche cutre de explosiones, efectos visuales imitando Star Wars con más pena que gloria, excavadoras de cartón, robots de Nespresso e incoherencias argumentales por doquier. Pero acaba dando igual porque Supersonic Man te devuelve a tu infancia más kitsch e ingenua…y sin resaca.



Aureli Del Pozo

viernes, 29 de diciembre de 2017

BAÑO DE SANGRE ALCOHOL VOL. XXXIII: “FIN DE AÑO MALDITO”

Dominguers! Estamos en la recta final del año, a días de esa maldita noche de fin de año. Todo lleno de niñatos borrachos, los (y las) hipócritas que no te saludan por la calle y te felicitan el año, las aglomeraciones en todas partes… una noche en la que, no sé a vosotros, pero a mí me surge mi lado más antisocial. Nada mejor que quedarse en casa… ¿no? Con esos casposos especiales de fin de año grabados en la televisión, en los que los Chayannes y las Malús de turno se dedican a esparcir el sida sonoro…


No os preocupéis, que tenemos un planazo… ¿Quién podría resistirse a un slasher ochentero distribuido por la gloriosa Cannon, ambientado en la noche de fin de año y repleto de extravagantes actuaciones de bandas New Wave? Entre el público, lo mejor de cada casa: punkys navajeros, yonkis espasmódicos, primos yankees de Alaska y Almodóvar… Con todos estos elementos, casi es secundario que estemos hablando de un slasher montonero, sin misterio, predecible, apenas sangriento y con algunas de las actuaciones más chungas del subgénero (que ya es decir). Aún con todo, el resultado final es perfecto para bañarse en litros de alcohol junto a tus colegas y subir el volumen a tope cuando entren en acción las CANCIONACAS. Hay de todo, da para ponerse épico, para hacer pogos en el salón de tu casa y hasta para bailar un pegadito arrimacebolletas. Viva el mal, viva el capital.


Dejando de lado sus ¿bondades? musicales, la historia se centra alrededor de la presentadora de la gala, en la que las actuaciones se combinan con llamadas en directo. En una de ellas, un tipo con una voz distorsionada usando algún aparato del “todo a 100” le avisa de que va a cometer un asesinato cada vez que suenen las campanadas, uno por cada huso horario. Algo en el interior de la presentadora le dice que no se trata de ningún farol y avisa a la policía. Paralelamente, vemos desde el minuto cero como el asesino (a cara descubierta) comienza su tímida minimasacre mientras la policía desarrolla su profundísima investigación sin moverse del puto sitio hasta llevarnos al ¿giro? final, más predecible que el argumento de una porno. ¿Cómo se consigue que semejante argumento de mierda no solo se sostenga si no que, además, enganche y deje un poso de relativa satisfacción pese a estar posiblemente ante uno de los espectáculos más bochornosos que el género punzante proporcionó durante su era dorada? Aunque el sello de Cannon Films no aparezca por ninguna parte, tras la producción estaban dos de las personas con mejor ojo para fichar esos productos de dudosa calidad (con toda la relatividad que el término conlleva) pero sumamente entretenidos: Menahem Golan y su primo Yoram Globus. En ese sentido, Fin de Año Maldito es puro Cannon y eso explica que inexplicablemente nos mantengamos pegados a la pantalla a pesar de saber de antemano qué y cómo va a ocurrir.


Así que ya sabéis, a tomar por culo las uvas: chupito de Jägermeister por campanada y luego a darle al play. ¡Planazo asegurado!


HAIL SEITAN Y A LA MIERDA 2017!
Oscar Lladó

miércoles, 20 de diciembre de 2017

The British Corner: Los amigos de Peter

Hello, Dominguers! Es hora de ponerse el bombín y preparar el té, porque llega una nueva entrega de The British Corner.

Los meses pasan volando, y ya volvemos a encontrarnos nuevamente a las puertas de la Navidad. Unas fechas que personalmente adoro (mi época favorita del año) , pero que no son del agrado de todo el mundo (por los motivos que cada uno tenga en su interior). Así que me gustaría seguir la estela de la reseña que hice el año pasado precisamente también antes de Navidad y recomendaros un título que ayude a todos a recuperar el auténtico sentido de éstas fiestas. Volvamos a inundar los corazones con espíritu navideño a través de LOS AMIGOS DE PETER.


Los amigos de Peter es una producción británica del año 1992, catalogada como comedia y dirigida por Kenneth Branagh. En ella veremos cómo los antiguos miembros de una compañía teatral británica se reúnen para celebrar la Nochevieja, tras diez años sin verse.

Situémonos: Peter (Stephen Fry) acaba de perder a su padre. Llevado por la morriña, decide avisar a sus viejos colegas de aventuras de vodevil para que acudan a su casa en la campiña inglesa, la cual tiene pensado vender una vez pasadas las Pascuas.


Ninguno de ellos rechaza la invitación y acuden a la casa de Peter, dispuestos a pasar el fin de semana de Nochevieja y Año Nuevo. Así, nos encontramos a Andrew (el propio Kenneth Branagh), un famoso guionista de Hollywood que llega con su mujer Carol (Rita Rudner), una estrella de la televisión americana; el matrimonio formado por Roger (Hugh Laurie) y Mary (Imelda Staunton), compositores de canciones para anuncios; Sarah (Alphonsia Emmanuel), diseñadora de moda que aparece con su amante Brian (Tony Slattery), un gañán que ya está casado; y por último a Maggie (Emma Thompson), una escritora de renombre.

Obviamente, la alegría del reencuentro es inmensa. Recordando los años en que todos estudiaban en la Universidad de Cambridge y hacían las delicias de los espectadores con su espectáculo de canciones, hace parecer que todo saldrá a pedir de boca durante el fin de semana...


Pero no. El reencuentro no traerá sólo buenos recuerdos. También surgirán viejos asuntos pendientes, y poco a poco los amigos de Peter irán descubriendo que sus vidas, que hasta ahora pensaban que eran satisfechas y completas, quizás no sean tan idílicas como quieren creer. Pronto saltarán por los aires las buenas intenciones de Peter de reunir a la vieja cuadrilla, a la cual tiene que transmitirle una importantísima noticia que afecta a su vida personal... Quizás sea esa la última carta que salve la Nochevieja.

Poco más de hora y media de auténtica reflexión personal que nos ayuda a meditar si realmente estamos satisfechos con las vidas que estamos llevando. ¿Qué es mejor: aparentar una vida plena, o ser realmente feliz? ¿Damos demasiada importancia a problemas que ya no tienen solución, en lugar de intentar arreglar los problemas que sí la tienen? Con un reparto de lujo (actores que eran grandes estrellas de la televisión británica en el momento de estrenarse la película) y una banda sonora que es una auténtica delicia (desde Queen a Eric Clapton, pasando por Tina Turner o Bruce Springsteen), "Los amigos de Peter" nos mete introspectivamente en cada uno de sus personajes para descubrir sus ángeles y demonios, todo evocado en una época en la que los sentimientos siempre están más a flor de piel que nunca. Algo que quizás también nos sirva de ayuda para hacer el mismo ejercicio introspectivo con nosotros mismos...

Aquí os dejo el tráiler:


Nos leemos en la próxima entrega. MERRY CRIMBO & HAPPY NEW YEAR, LADS!